8 de septiembre de 2013

#165

Se sienta en la azotea de aquel edificio,en el precipicio donde el viento golpea sus mejillas. Ella sin poderlo evitar dirige su mirada hacia el suelo,nerviosa,asustada.Mira y pasan distintos coches,cada uno hacia una dirección, de repente su miedo a las alturas le puede y siente un enorme escalofrío por todo su cuerpo.Sin embargo, ella, valiente, mira y deja sus pies flotando en el aire deteniéndose a pensar como empezó todo. Un juego:"¿capaz o incapaz?", risas contenidas, sonrisas obvias, labios con ganas, abrazos buscados, manos encontrados, suspiros contraídos, caricias contenidas, miradas nerviosas y cruzadas,sueños compartidos. Recuerda cada lágrima que había derramado durante aquel último año y sonríe, serena, tranquila, segura de sí misma, orgullosa por saber por todo lo que ha pasado, sola. Se muestra inmune a los problemas del mundo y ríe.Ríe divertida, despreocupada, juega al juego de ser feliz porque está dispuesta a vivir, a sentir, a caer y levantarse , a llorar y sonreír.

Se levanta y pone sus pies en el límite del precipicio, cierra los ojos fuerte y abre los brazos, siente la gravedad y la brisa en sus dedos, siente como si pudiese acariciar el mundo y comérselo al mismo tiempo. Ríe, ríe, ríe y no para de reír porque es feliz. Se siente libre, sin problemas, sin nada en qué pensar y se balancea,abre los ojos y mira los coches pasar, siente miedo y le gusta. Le gusta afrontar más miedos, ganar batallas.Y así se queda, enfrentándose a sus mayores miedos.
La vida es un juego de azar , ella decide si reír o llorar. No intentes confundirla pues ella decide tus días, tus abrazos,tus risas, tus sueños,tus gritos y tus silencios.


Besa como si tu vida se te escapase en un sólo suspiro.

No hay comentarios: