20 de marzo de 2012



Puede que me hallas echo abrir los ojos. Que me hallas echo ver que eres la cosa más bonita del mundo .Que los días no son iguales si tu estas a mi lado. Que las sonrisas son mucho más intensas. Que las risas son mucho más alegres. Que las noches se me hacen más largas si no hablo contigo. Que el paso de los días vale la pena por el solo motivo de que tu estas a mi lado. Me has hecho entender que esos momentos de niña tonta que patalea son causa de lo que siento por ti. Que cuando estoy contigo es como si el mundo se detuviese por completo, y lo único que importase es el roce de nuestros labios. Puede que me hallas echo ver que las lágrimas son menos dolorosas si sé que tu estas ahí para consolarme y hacerme reír. Y puede ser que solo el tenerte cerca me haga poder soñar dormida o despierta.
Siempre me han dicho que las princesas no lloran. Que nunca están mal. Que jamás dejan de sonreír. Que no tienen miedo a nada. Que son valientes. Que pueden conseguir lo que quieran. Siempre me han dicho que yo era una pequeña princesa pero.. no lo soy. No lo soy porque yo si que lloro y también estoy mal. No sonrío siempre y tengo miedo a muchas cosas. Jamás me gustaron las princesas. Desde niña las he odiado. Quizá sea porque ellas representan todo lo que yo no soy y todo lo que la gente ve bien. Suelo llevar la contraria al mundo entero. Lo sé. Puede que sea la chica mas complicada que exista en el mundo. No lo puedo negar, y puede que algunas veces haya intentado ser algo que no soy. No soy una princesa y no quiero serlo. No espero que todo me salga bien. No creo en los príncipes azules que son capaces de cambiarte la vida en un abrir y cerrar de ojos. Solo conozco sapos y ranas que siempre terminan haciéndome daño. No creo en palacios de cristal ni en besos de ensueño. No creo en nada porque todo es irreal. Ahí fuera las cosas no son como parecen. Hay personas increíbles y otras que es mejor tener lejos. Hay momentos inolvidables y otros que desearías borrar de tu mente. No existe un equilibro entre el bien y el mal. Los malos siempre ganan y los buenos pierden.
Tenemos memoria, tenemos amigos, tenemos la risa, los bares,tenemos la duda y la fe, sumo y sigo,tenemos moteles, garitos, altares. Tenemos urgencias, amores que matan,tenemos silencio, tabaco, razones, tenemos Venecia, tenemos Manhattan. Tenemos zapatos, orgullo, presente, tenemos costumbres, pudores, jadeos, tenemos la boca, la lengua,los dientes, saliva, cinismo, locura, deseo. Tenemos el sexo y el rock y la droga, los pies en el barrio, y el grito en el cielo, tenemos Quintero, León y Quiroga, y un bisnes pendiente con Pedro Botero. Tenemos un as escondido en la manga, tenemos nostalgia, piedad, insolencia, monjas de Fellini, curas de Berlanga,veneno, resaca, perfume, violencia. Tenemos un techo con libros y besos, tenemos el morbo, los celos, la sangre, tenemos la niebla metida en los huesos, tenemos el lujo de no tener hambre. Tenemos talones de Aquiles,ropa de domingo, ninguna bandera, nubes de verano,setas en noviembre, fiebre de primavera. Glorietas, revistas, zaguanes, pistolas,que importa, lo siento, hasta siempre, te quiero, hinchas del atleti, gángsters de Coppola. Tenemos el mal de la melancolía, la sed y la rabia, el ruido y las nueces, tenemos el agua y, dos veces al día, el santo milagro del pan y los peces. 
Tenemos lolitas, tenemos donjuanes; Lennon y McCartney, Gardel y LePera;tenemos horóscopos, Biblias, Coranes,ramblas en la luna, vírgenes de cera. Tenemos naufragios soñados en playas de islotes sin nombre ni ley ni rutina,tenemos heridas, tenemos medallas, laureles de gloria, coronas de espinas. Tenemos caprichos, muñecas hinchables, ángeles caídos, barquitos de vela, pobres exquisitos, ricos miserables, ratoncitos Pérez, dolores de muelas. Tenemos proyectos que se marchitaron, crímenes perfectos no cometimos,retratos de novias que nos olvidaron, y un alma en oferta que nunca vendimos. Tenemos poetas, colgados, canallas, Quijotes y Sanchos, Babel y Sodoma,abuelos que siempre ganaban batallas,caminos que nunca llevaban a Roma. Tenemos mas de cien mentiras que valen la pena.
El tiempo funciona sin pilas. Los trenes no esperan y se largan. Los capuchones de los bolígrafos se pierden. Las palabras son inversamente proporcionales a todo lo que queremos decir. La batería de los móviles siempre falla. Las miradas ya son sin compromisos. Las drogas un medio de vida. La música pierde interés por sus letras. Los ordenadores tienen un chip para no querer volver a encenderse cada dos años. Los zapatos se desgastan. El amor se denuncia por malos tratos. Los sueños siempre llegan con retraso. El pasado te hace rebobinar tu vida. Los días martes y trece conspiran contra a ti. Los besos se agotan. La esperanza desespera. Las leyes se imponen sin venir a cuento. El tabaco mata. Los lunes son odiosos. Las relaciones se destiñen. Los compromisos se desentienden. Las luces se funden. Tu maleta pesa más de la cuenta. Los autobuses marean. Los sentimientos se confunden. Los semáforos siempre se ponen colorados si los miras. Los bordillos están dónde no te los esperas. Las prisas te retrasan. Los momentos son instantes. Los perros ladran por que sí. Y los gatos son muy perros. Los tipos malos son muy malos y los tipos buenos no son tan buenos
Una de las concepciones sobre el amor es la descubierta por Friedrich Nietzsche. El creía que el amor se llegaba cuando se intenta abarcar el bien con su totalidad hacia algo y no se consigue, "un desbordamiento hacia algo ilimitado" decía el filósofo alemán. Entonces de esas propiedades que hablamos, las del objeto que nos atrae, no podemos, por más que hagamos el esfuerzo, tratar de abarcar nuestro bien en su totalidad. Además, Nietzche dice que cuando amamos juntamos todas las mejores propiedades de las cosas mas maravillosas y perfectas que consideramos en el mundo, y como estas son similares con el objeto es considerado como esa cosa maravillosa, ese algo perfecto. 
Te quiero, ¿lo entiendes? Te quiero, te quiero, te quiero, te quiero. Podría repetirlo hasta que mis labios se sequen y las palabras dejen de tener sentido. Podría escribírtelo en francés o en chino, al revés, con letras rojas o con tinta invisible. Podría tatuármelo en la frente, para que lo vieras cada vez que me miraras. Podría hacer que un avión lo escribiese en el cielo, como en las películas, o que apareciese en el marcador, en el medio de un partido. Pero no me gustan los aviones ni los partidos, ni se hablar chino ni francés, me dan miedo las agujas y nunca supe encontrar tinta invisible. Solo me queda decírtelo. Te quiero. ¿Lo sabías?Cuéntame todo. Escribe todo, garabatea en un cuaderno, envíame un e-mail. No importa, pero yo quiero saber todo. Así estaremos siempre juntos, aunque estemos separados. De esa manera, cuando
menos lo esperemos...nos volveremos a ver. 
En el instituto, en cuarto curso, nos explicaron la teoría de un sociólogo, un tal Maslow, que decía que todos buscamos las mismas siete cosas en la vida. Él lo llamó la jerarquía de las necesidades humanas. Lo primero que buscamos es la supervivencia; la salud que nos permita seguir viviendo. Lo segundo es la seguridad, sentirnos protegidos, a salvo en nuestra casa. Después está el amor. Según Maslow nadie puede vivir sin tener amor o sin buscar el amor. La cuarta es el respeto; que los demás valoren lo que hacemos, nuestras decisiones, aunque nos equivoquemos. Le sigue la necesidad de entender, de conseguir explicar por qué la gente toma decisiones que nos duelen. La penúltima necesidad humana es la estética o espiritual, sentirnos parte de algo especial y único, el plan perfecto de nuestras vidas. Y la última, la autorrealización; intentar encontrar nuestra auténtica naturaleza; lo que somos realmente. Hace cuatro semanas, dos días y diecisiete horas que él se marchó Maslow diría que está llevando a cabo la séptima de las necesidades humanas, pero Maslow no tiene ni idea de lo que es despertarse abrazada a él, así que se puede meter su teoría por donde le quepa. Porque lo único que buscamos todos en la vida, lo único, es ver a la persona que queremos cuando abrimos los ojos por la mañana. 

Hay quien jugó su as de espadas por un último beso, hay quien por no apostar no gano nada, hay que recibir cuando no merezco, hay aportaciones de granos de arena, hay playas, hay muelles y barcos de vela, hay quien busca pero nunca encuentra, hay sueños cumplidos y el que nunca anhela, hay límites, parámetros, orillas, hay quienes nos quieren sin medida,hay 365 días, hay horas, segundos, desvelos hay pasión, locuras, deseos y también celos,hay amor que cuando no muere, mata. Hay amores que matan, pero nunca mueren, hay quien deja libre y quienes nos atan, hay quien quiere pero nunca puede, hay islas, paraísos y continentes.Hay mentes grandiosas, y hay quien te sorprende, hay noches estrelladas, hay sangre en las venas, y hay pies en el suelo, hay impulsos, hay equilibrio, hay locuras que son nuestro delirio, hay puertas abiertas, hay mentes cerradas, hay sonrisas perfectas y amistades contadas, hay primaveras, otoños, hastíos hay temporadas cálidas, y otras con frío, hay arte, y hay un “que por tocarte me desvivo”.Hay promesas que son para cumplirse, hay reglas que son para romperse, hay quien se lleva nuestro recuerdo al irse y hay quien te sigue, para no perderse.

14 de marzo de 2012

Hay cosas qué no podemos explicar con simples palabras
cosas como seguir vivos,sentimientos como el amor y el compromiso.
Sensaciones como volver a abrazar a un amigo
quizás por eso,nuestra vida se compone de imágenes,
momentos congelados en el tiempo para siempre
de decisiones qué cambian para siempre el rumbo de las cosas
de fotografias fijas guardadas en la memoria
qué nos recuerdan cada segundo,lo hermoso qué es vivir...
-No se cuando me enamore de ti, ni cuanto porque no hay metros cúbicos ni litros para medir todo eso, pero si se por qué, porque cuando andas con catarro hueles a visvaporú, y por que tienes un hueco aquí entre el hombro y el pecho y cuando pongo la cabeza me siento en casa, y porque todas las fotos que tengo tuyas sales siempre sonriendo, en todas.
Y tu ¿porque te enamoraste de mi?
+Yo no escogí enamorarme de ti. Pero la primera vez que te bese, nuestros dientes se rozaron por una milésima de segundo y fue increíble, y la hora exacta de ese beso eran las 12.10 y quite la pila del reloj, para que se quedase la hora detenida para siempre, parada. El minuto exacto en el que me besaste esta metido en un reloj para siempre y ya nunca se que hora es, pero me da igual, y desde entonces miro constantemente el reloj… 
Sabes lo que me gustaría, estar tumbado contigo sobre la hierba mirando la luna esa naranja que hay algunas noches de verano y que empezara a nevar y sentir los copos en la cara y tu mano 
Hace unos días hicieron una encuesta a 100 internautas para que votasen que 3 fotografías consideraban las mas importantes de la historia, la primera escogida era una instantánea de la bomba atómica lanzada sobre Nagasaki, la segunda un hombre pisando por primera vez la luna, pero la tercera fue la que mas me gusto, mostraba dos enamorados besándose mientras el mundo gira a su alrededor. Me gusta saber que entre las 3 fotos mas importantes de la historia está la de dos enamorados, congelados en un beso interminable, refugiados contra el olvido. Quizás eso es lo que sentimos cuando vemos fotografías antiguas, que por ellas no pasa el tiempo, como esos mosquitos atrapados en ámbar durante millones de años, el mundo sigue adelante pero ellos se quedan atrapados para siempre sin cambiar, como las fotos guardadas en una caja de zapatos, instantáneas de otro tiempo, que nunca volverá. 

Amarte es todo lo que te puedo dar .Puede que si fuese otra te diría las cosas buenas que pasaríamos juntos, pero sabes como soy yo, y por ello yo no las esconderé. Te garantizo que habrá épocas difíciles y te garantizo que en algún momento uno de los dos o los dos querremos dejarlo todo. Que habrá días en que no quieras ni verme y pienses que soy la más estúpida de todas. Y te prometo que te daré motivos cada día para que me quieras un poco más. . Pero  también te garantizo que si no te pido que seas mío me arrepentiré durante el resto de mi vida porque sé en lo más profundo de mi ser que estás hecho para mí. Porque yo quería a alguien que me eche de menos antes de haberme ido. Que si se pone animal, sea solo en la cama, y me mate a besos por la mañana. Que no se acostumbre a mí y no deje de inventar nombres nuevos para despertarme. Que si mira a otra, luego me guiñe un ojo, y se ría de mis celos de hojalata. Alguien que esté dispuesto a intentarlo. Y estoy segura de que tu eres ese alguien.

6 de marzo de 2012

Tienes razón.Has adelantado numerosos puestos en mi corazón. Has conseguido ser esa persona especial, capaz de cambiar mi mundo con tan sólo una sonrisa. Son tantas las risas a tu lado, y tan pocos los segundos que te tengo cerca. Parece que ayer fuese cuando corría por aquel bosque sin mirar hacia atrás, sin parar, sin pararme a pensar en que huir no era la mejor opción... Parece que fuese ayer mismo cuándo en medio de la huida me cogieses del brazo, y mientras me giraba mi pelo revoloteaba por al rededor de mi cara y mis mejillas estaban empapadas de mis lágrimas saladas, pero en ese momento, te lo juro, pude notar como tu respiración aceleraba la mía, y en ese momento todo se desvaneció, me arropaste con tus brazos ahogando mis lágrimas y me callaste con uno de esos besos...uno de esos que me dan la vida, pequeño.
 De qué vale tanto orgullo,Tanta estúpida pelea y perder en un segundo lo que has buscado una vida entera.