13 de febrero de 2012

No tengo un pelo de infarto ni me gusta el champagne yo soy más de ron. Sonrío mucho aunque no me guste mi sonrisa. Si salieramos a cenar yo no pediría una ensalada, ¡me encantan las calorías! Soy de las que lloran viendo películas, y de las que ríen hasta que le duelen el estómago.Tengo una risa tan llamativa que cuando la oigas querrás ponerte a reir conmigo. El brillo de mis ojos me viene de fábrica. Me encanta cuando la luna parece una sonrisa y el olor a cespez cortado. Sí,soy de las que chupan la cuchara cuando se desuelven el colacao,y me encanta la espumita de los cafés.
Vivo como si me hubiese dado una sobredosis de adrenalina.
Se que no soy como ella, pero tampoco quiero serlo.

No hay comentarios: