16 de febrero de 2012

Gracias a vosotras, sé lo que es la amistad. Eso de no poder vivir sin la sonrisa de otra persona. Eso de aprender que las amigas no son las que te dicen que todo lo haces bien, si no las que te riñen cada vez que te equivocas, pero no te dejan que llores. Si alguien te hace daño son capaces de ir y darles una buena lección. Son las que te repiten mil y una vez, hasta la saciedad, que ese chico no te merece. Son las que si tienes un día malo, están a la puerta de tu habitación hasta que les dejas entrar. Las que a las altas horas de la madrugada si les llamas,  pese a estar dormidas, se rien y te prestan atención. Son las que cuando tu no quieres salir de casa, no te dejan allí, van y son capaces de cogerte de los pelos con tal de que salgas. Son las que hacen de unos segundos, los momentos más divertidos e inolvidables del mundo. Gracias a vosotras, sé lo que es quereros, con vuestros defectos y virtudes. Gracias a vosotras, sé el valor de la amistad, y soy capaz de deciros, que os quiero infinitamente.

No hay comentarios: