27 de febrero de 2012


El foco golpea mi cara. Arrugo los ojos , no puedo ver, pero en este preciso instante me da igual. Mi cuerpo se balancea con el ritmo de la música, y yo río sin control. Esta noche sólo me apetece bailar y reír ,porque las lágrimas ya han manchado mi dulce sonrisa durante mucho tiempo. En este momento tengo todo lo que yo quiero a mi lado…mis chicas… Ellas no me van a dejar parar de reír lo sé. El foco sigue sobre mi, por un momento puedo observar que alguien me observa des de lo lejos de la sala, mientras se acerca a mi. Me siento bien, sonrío mientras bailo, mientras grito, mientras le sonrío a la vida…Y en el preciso momento en que me giro, ahí está aquel chico. Sus azules ojos se clavan sobre mis marrones ojos, y en este momento me doy cuenta de que todo es tan distinto…Su mano busca la mía, y entrelaza nuestros dedos…Lo prometo, me fugaría con él ahora mismo. Y como si hubiese escuchado mis pensamientos me coge y me lleva fuera, a la calle. Allí sube a su moto y me da un casco, sin dudarlo, después de ponérmelo subo detrás de él y me abrazo a él, tengo miedo, pero ¿y que? En este preciso momento me quedaría abrazada a él para siempre, mientras el viento golpea mis mejillas.





No hay comentarios: