13 de febrero de 2012

Allí estaba ella, apresurándose para llegar a su cama.En el primer segundo en el que noto como sus pies descalzos y helados tocaban las puntas de su sábanas,se dejo caer en el vacío, y con ello, se cayo a su cama.Su cabello despeinado estaba libre,hasta el momento en que sus delicadas manos lo apartaron de su cara con frialdad ,con dolor... Y en ese preciso instante estallaron sus lágrimas como si de una Guerra Mundial se tratase, rompió a llorar sin consuelo, sin nadie al que abrazar. Se podía escuchar en cada sollozo cada rastro de dolor y desesperación que su corazón sentía en ese momento. Se acababa de dar cuenta, de que la persona a la que más creía conocer y con la que había compartido durante diversos años sonrisas,caricias,lágrimas,besos... ahora parecía tan diferente como ella creía... Se había dado cuenta de que las cosas no eran como ella creía.Acababa de gritarle y de insultarle, la persona con la que más confiaba, y se recordó a si misma las veces que se había dicho" No te enamores, cuando más quieres a alguien, más te hará daño" pero por él, había echo una excepción y había elegido amar.Amar sin medidas,sin tiempo, sin espacio...  Amar con tantas ganas como si de su vida se tratase. Y ahora estaba en medio de un desierto, de un mar de desesperación...del que nunca podría salir.
#Con la niña de los cabellos negros, cada día sería distinto.

No hay comentarios: