1 de noviembre de 2011

La forma de mirar, la forma de reírte, la forma en la que amas con todo lo que tienes. No hay nada de ti que no provoque algo en mí. La forma en la que besas, la forma en la que lloras, la manera de moverte cuando caminas. No hay nada en ti que no provoque algo en mi. Una vez pensé que amar era algo que nunca podría hacer, nunca pensé que podría sentir tanto. Pero este anhelo de ti en el fondo de mi corazón es más que una reacción a tu tacto. Es una pasión perfecta y no puedo tener suficiente.

2 comentarios:

Isabel SM dijo...

y que razon tienes! porque esa persona siempre te hace superar los sentimientos que nunca creimos que podriamos tener...
me pasa:)

un besito,
Isa

Place's Estela dijo...

Jajaj sí la verdad... y te das cuenta de que a quien le dijiste te quiero, realmente no le querías ni una parte de lo que quieres a esa persona:)
un muak!
Estela