6 de noviembre de 2011





Hola, ¿que tal estás? La verdad...espero que  bien. Aquí en Valencia, llueve, y ya es de noche.No me gusta el invierno, ¿te lo dije? No me gustan las situaciones frías, el no poder estar dando tumbos por las calles, porque el frío se apodera de las personas que caminan a toda velocidad por las calles. Lo único que me gusta del invierno, es mi cumpleaños...pero sobretodo la sensación de estar congelada, y que otra persona te abrace y te haga sentir menos frío.
 Pero incluso esto último, no me termina de gustar, porque tu no estás aquí,y no puedes ser  quien me abrace, el que huela mi pelo, el que me de besos perdidos en el cuello, el que me acaricie la barriga , el que me haga callar con uno de sus besos, el que me diga que estoy tonta mientras me susurra al oído lo mucho que me adora...Tu no puedes ser ese, pero eres al que cada día echo más de menos, el que me hace poner cara de tonta enfrente a un ordenador, el que mucha gente intenta que no crea en él, y no sé como lo hago, que por mucho que me raye termino pensando que no me mientes.Eres por el que lloro, y al mismo tiempo por el que sonrío. Eres el más creído de todos, el más orgulloso, pero el más dulce que he conocido. El que se preocupa por mi, el que se enfada si no le hago caso, el que se pone celoso...Eres increíble. Aunque, sabes , que me encantaría que vinieses a verme, aunque quedásemos en algún sitio que estuviese entre tu ciudad y la mía...sería capaz de hacer una quedada y que fuésemos un montón de personas para estar contigo aunque fuese 3 horas...Pero bueno...eso lo dices tu, mi respuesta sería clara.


No hay comentarios: