2 de julio de 2012

Quiero tenerte cerca, tan cerca que sienta que no puedo respirar

Nos echamos a perder en verano y en otoño, nos perdimos nosotros mismos cómo el que no quiere la cosa. Con un invierno frío nos quisimos a reventar lo que me recuerda que hubo una primavera que te hacía una curva en la sonrisa especial. Tal vez diferente. Y ahí comenzó todo. En lo que abarca un Abril dónde algo hizo que nos encontráramos distintos. Y es que así, sin más, empezó un algo de quién sabe dónde que me hizo ver el cambio brusco del significado de tus sonrisas. Sin querer vi el dolor en tus ojos. Cómo vi que tu fuerte era la apariencia. Y a raíz de ahí empecé a conocerte. Empecé a ver cómo cambias más que las estaciones. Cómo podemos con todo si ese todo se nos amolda. Cómo yo tiro de ti, tú tiras de mí, y que quién quiera tire de nosotros

No hay comentarios: