2 de julio de 2012

Puedo contarte mil historias. Algunas de terror, otras de fantasía o quizás románticas. Pero solo se quedara en eso, en historias. Porque la vida real es muy diferente. Cada día millones de personas mueren, bebés son abandonados, el hambre se extiende por muchos países... La vida es un cúmulo de momentos malos y buenos. Pero debes de ser consciente que después de la tormenta, siempre sale el sol. Y que todo termina: el cigarro se consume entre tus labios, el humo del café se desvanece con el tic-tac del reloj, las sonrisas desaparecen del rostro y las personas...las personas se van de nuestra vida sin pedir permiso.

No hay comentarios: