2 de julio de 2012

Tú, mi droga.


Dos almas. En mitad de la nada. 1095 días deseando terminar con todos esos kilómetros. Risas y lágrimas. Toda la distancia que parecían en momentos, quedaban en nada con cada te quiero. Una misma ciudad. Sentimientos encontrados. Querer o no querer. Razón o corazón. Pensamientos que abarrotan la mente. Y de pronto...los dos sienten como si debían acudir a aquella plaza. Él, tiró al suelo su cigarro , el mismo que aún no había  sido consumido entre sus labios. Ella dejó todos los vestidos en la tienda, sin dar explicaciones. Y los dos salieron corriendo por las calles de aquella ciudad . Les daba igual el choque con las otras personas, el cúmulo de personas abarrotadas por las calles. Él tránsito incontrolable. Les daba igual los obstáculos ,corrían. Y al fin llegaron al lugar de encuentro. Aquella plaza. Cada uno a una punta. Pero sus miradas se cruzaron, y desde ese preciso instante las cosas cambiaron. Les dio exactamente igual: las peleas, el sufrimiento...todo lo que habían sufrido ahora tenía una recompensa. Y por ello ... Ella corrió y se abalanzó sobre él .Y en ese preciso instante sus labios se rozaron, sin más. Y en ese preciso instante el mundo se detuvo. El tiempo se paró. Y el mundo empezó a cobrar sentido de algún modo. Los relojes dejaron de contar las horas y los segundos. Él la acariciaba como nunca pudo. Y ella sonreía,  se había dado cuenta de lo que realmente le importaba. Lo que siempre había deseado, él. Una de sus miradas podía arrebatarle el corazón. Su respiración se agitaba cada vez que ella se acercaba. Ella, todo lo que podía desear. Chica risueña, soñadora. La misma chica que le hacia sentar la cabeza. Darse cuenta del verdadero significado de las cosas. Y él... rebelde, libre...capaz de hacer sentir a las personas lo mejor del universo. Perfecta combinación. Perfecta formula de explosión. Fusión de dulzura y locura. Amor capaz de perder la sensatez. Amor del que se queda grabado en el corazón. Ese amor que se resume en un susurro: "Cuando estoy contigo, estoy a tres metros sobre el cielo"

No hay comentarios: