30 de mayo de 2012

Un brindis por ti, porque gracias a ti puedo decir que he llegado a ser la persona más feliz que habitaba en la faz de la tierra♥


Tumbada sobre la arena. Arena fina y blanca. Escuchando las olas del mar.Estan tan cerca que parece como si en mi oreja estuviese mi caracola favorita, esa con la que aprendí que con ella se puede escuchar el mar.Y ahora estoy tumbada, sin hacer nada, sin decir nada. Con los ojos cerrados, con los puños aferrados. Pensando en las cosas que me dijiste aquel día.En las cosas que no dijimos. En que hubiese pasado si hubiese dicho lo que sentía. En el que hubiese sucedido si él hubiese dicho lo que pensaba. Una lágrima, un abrazo, un adiós. Dos almas idénticas perdidas en un mundo de insensatez.

No hay comentarios: