5 de mayo de 2012

Ahora nos toca recordar que somos marionetas del destino.


Muchas personas creen que lo más importante en la vida son los besos.El despertarte y escuchar como alguien entre susurros le grita al mundo buenos días princesa, porque tu eres su mundo,y es lo único que le importa. Hay gente que cree que su felicidad se basa en escuchar su canción preferida sonando mientras toma su café caliente en esa cafetería que tanto le gusta. Y hay otra gente que el solo sonreír es lo que le hace creer en la felicidad. ¿En cuanto a mi? He aprendido que cada pequeño detalle me destapa un poco más el paso hacia la felicidad.Que las lágrimas me hacen más fuerte.Que las cosas buenas llegan cuando menos lo esperas...Y que el amor esta en todos los sitios...Puedo  observar amor cuando una madre abraza a su hija al dejarla a la puerta de sus clases de ballet...También cuando dos desconocidos se cruzan las miradas en una calle,sin darse cuenta de que el destino se va a empeñar en juntarles. Y como no, cuándo dos amigos andan por las calles contándose como les ha ido en el trabajo,que su jefe es un histérico y que están hartos de gente que se cree lo más...En todas las partes hay amor, y en los pequeños detalles felicidad...Quizás  la felicidad la tienes delante de tus ojos y no consigues verla,pero recuerda que nosotros solo somos la historia que el destino escribió.

No hay comentarios: