19 de diciembre de 2011

He deseado tantas veces levantarme de la silla. Acercarme a ti , mirarte a los ojos y besarte. Olvidar el pasado y centrarme en el presente. Esta vez, lo voy hacer. Me levanto decidida .Me acerco a ti, hasta dejar mi cara a la altura de la tuya. Puede escuchar tu respiración. Me miras a los ojos. Te juro que puedo notar como el corazón se me sale del pecho. Me acerco un poco más a ti. Me miras los labios. Toda la gente esta mirando. Parece como si el reloj se hubiese parado. No soy capaz, perdóname pero no. Te miro  y empiezo a gritarte. Lo estúpido que eres. Lo mucho que te odio. Lo muy creído que me pareces. Y tu sonríes, seguro de ti mismo. Y me susurras : chivata. Me callo y me quedo parada mirándote. Y tu antes de que me niegue, me coges de la cintura y me besas. Al principio te intento apartar, pero tu me coges más fuerte. Y después...me dejo llevar, porque necesitaba ese beso, lo deseaba más que a nada. Y después me miras y me dices:te quiero princesa.

No hay comentarios: