25 de octubre de 2013

Batallas,guerras,sangre,llantos,victorias,destrucción,secretos,traición,locura,deseo,horror, pánico,enfermedad,lluvias,tormentas,truenos,relámpagos,amor,insensatez,héroes...
Probablemente las historias que están ahora mismo entre las más vendidas de nuestro planeta tengan alguna de estos elementos a lo que yo añado : "¡qué bien se vive en la ignorancia!" Miles de personas leen una novela y creen que es la mejor historia que haya existido. Esta afirmación es una absoluta absurdez. Toda mi vida recordaré un día en el que alguien me dijo que yo jamás podría leer la mejor historia existente, en aquel momento me reí, ahora lo entiendo. Con el paso del tiempo he aprendido que las mejores historias surgen para no ser contadas sino para ser vividas. Esta vez, voy a hacer una excepción porque creo que esta historia es digna de unas cuantas líneas que nunca podrán superar a la realidad, así que toménselo como un simple adelanto de la historia más increíble que he presenciado.
Él.Ella.10 de agosto, una mañana de altas temperaturas; cerca del mar, tan cerca que se podía escuchar el sonido de las olas al desembarcar en la arena de la costa. Mañana monótona, caliente y tan fría a la vez, deseosa de algo más, de risas contenidas, de ilusiones bajo llave, miradas con brillo propio. De un modo u otro, pues no es lo importante, sus vidas se cruzaron como si de un barco se tratase. 
Los barcos navegan por el mar, un mar lleno de vientos, de historias que contar, de lágrimas imperceptibles, de risas ahogadas, de fotos mojadas... pero los barcos siempre van a estar hechos para navegar a través del oleaje, y a ellos eso mismo les pasó. Un cúmulo de casualidades provocó que repentinamente sus palabras se cruzasen. Desde el preciso instante en que se conocieron no consiguieron separarse ni un sólo segundo, dos imanes que se encontraron y no se separaron nunca más. Dicen que el destino está escrito, es obvio que nunca lo podremos saber, nadie podrá saber si alguien escribió que aquellos dos jóvenes de mente dispersa, con ganas de disfrutar y con pocas ganas de sentir, se tuviesen que encontrar. En verdad eso no importa. Lo que de verdad importa es que desde aquel día las sonrisas no se esfumaron de sus rostros, que los días se hacían cortos porque querían cada vez estar más tiempo juntos, las risas, las ganas de luchar y ser felices juntos... Es inexplicable puesto que yo mismo tuve el privilegio de poder mirarles y saber que ese brillo en los ojos se debía a algo más. Pregunté tantas veces qué si estaban enamorados y ellos nunca respondieron hasta que un día, en lugar de preguntarles lo mismo de siempre simplemente les dije:
"Durante este tiempo nunca he explicado qué es para mi enamorarse. Bien, siempre he sido amante de las teorías, como la del Big Bang para explicar el origen de nuestro universo, incluso antes creía en la teoría de Platón .Yo era de aquel grupo de ignorantes que no tenía el valor de abrir los ojos y pensar, copiaba lo que otros decían. La primera vez que escuché la teoría de las Ideas, juro que lo veía muy claro. Supongo que la sabes ¿no? Es aquella teoría que dice que las verdades absolutas existen y que no se puede acceder a ellas de otro modo que no sea por el conocimiento pues son abstractas, eternas e inmutables. Ahora bien, según Platón sólo sería una verdad absoluta la Idea de "amor" y lo vuestro sólo sería una imitación de la verdad y por tanto imperfecta. Partiendo de esto, creo que he vivido toda mi vida engañado porque cuando veo la cara que se os queda cuando estáis hablando veo la verdad. Y la única verdad existente es que sois dos personas que no os buscabais pero sin embargo os habéis encontrado. Sois las ganas de luchar, de vivir, de amar, de reír, de despertaros y veros...y sé que lo vuestro no es fácil, que cada noche os extrañáis, que a cada segundo lucháis contra la distancia...que la lucha duele y que a veces se hace terriblemente dura pero...¿Sabéis que más sé? Que podéis con esa lucha, que sois más fuertes que un ejército de 1298383938459 soldados, que  vosotros la única arma que necesitáis para luchar es que al final vais a ver esa sonrisa por la que os despertáis cada día. Lo que más me gusta de vosotros es que habéis demostrado, contra todo pronostico , que lo vuestro no es algo pasajero y que en tan poco tiempo habéis conseguido saber el uno del otro lo que muchas personas no han podido descubrir pese a despertarse al lado de una persona durante 29 años. Y ahora decidme, ¿acaso no es verdad que cada día pensáis en cómo será el roce de vuestras manos, el choque de vuestros labios y el cruce de vuestras miradas? Tenéis dos opciones mentir al resto del mundo y daros cuenta de que no podéis vivir el uno sin el otro o miraros a los ojos y entender de una vez por todas que estáis hechos el uno para el otro."
Puede parecer tontería, una historia como muchas pero no, ellos tienen ese algo que les hace especiales y esos sentimientos que se escondían tras cada palabra estoy seguro de que eran los más sinceros que puedan existir.

Acariciar tu nariz con la mía, buscar tus caricias y encontrarlas en tus labios, susurros infinitos, promesas cumplidas, miradas sinceras y sonrisas permanentes. Buenos días con sabor a quiero una vida a tu lado y noches con deseos callados para el mundo y entendidos por los dos.





Se encontraron en el momento indicado. Sus risas se descubrieron, sus miradas se cruzaron, sus ganas de entrelazar sus dedos aumentaron hasta convertirse en el único reflejo que se podían apreciar en sus ojos.

No hay comentarios: